El Güito, que nació bajo la protección de San Francisco de Asís (San Francisco de qué? de Asís! Salud!) no estuvo preparado para el tipo de religiosas de una comunidad eclesiástica o los religiosos pertenecientes a la orden mendicante

Por Ejemplo, el primer Viernes del més, del primer més que Güito empezó en El Colegio; la misa fué en la Iglesia de San Francisco, un convento monumental que ocupa como trés cuadras y donde empezó El Catecismo, en preparación para La Primera Comunión. A la liturgia, eucaristía y catecismo El Güito les trató de poner coco pero le pareció como oir Latín, porque no entendió ni posta.

 
 
 
   
El primer fraile que Güito vió de cerca, fué Fray Panzón, a lo mejor tenia su nombre propio, pero de que era Fray Panzón ya ni la duda le cabia debajo de el vestido café de mujer que llevaba. Y son medio masoquistas porque en plena canícula andan con lana gruesa, del cuello a los tobillos, con maxifalda.
El Fraile principal llegó corriendo. Hacia cinco minutos que se oian los caitazos sobre las lozas de mármol, y dijo:
"Pequeñueloz! Vozotroz que empezaiz a crezer y conozer la palabra del Zeñor Josú! Vaiz ahora a levantaroz y caminareiz en fila hazia el campo de jútbol."
Ezto noz inquietó un poco. Primero porque Josú Gómez, que se sentaba atrás del Güito, la única palabra que sabia decir era: "Me voy a tirar un pedo" y zegundo porque no teniamos ni idea de lo zignificaba jútbol.
Ya no caminaron en fila, sino todos al rededor de Josú Gómez, para oir cuáles iban a ser sus palabras y sin darnos cuenta entramos al foro romano, en el mero centro de donde los gladiadores se juegan la vida con los leones (no sean mal pensados, los leones de esta época son animales que se comen a la gente - no son esos que dicen: AY! A ése me lo quiero comer vivo! Ay! Que maravilla!)
Ya nos estamos adelantando en el relato, con los huecos El Güito no tiene nada en contra ni nada a favor, sino todo lo contrario, pero para qué meterse en temas tan profundos y tan temprano, mas adelante va a haber un Capítulo acerca de las huequedades, que muchos de Uds. lo van a disfrutar. Por el momento volvamos a un campo de jútbol.
Las palabras del Zeñor Josú Gómez fueron: "Es juego de pelota!" Lo que no sabian es que los frailes se pueden arremangar las maxifaldas y solo con los caites le pueden pegar a la pelota de una porteria hasta la otra. Los frailes les metieron una goleada a los chicos, primero porque al jovencito que designaron de portero, nunca se quiso parar en el centro de la porteria, después supimos que lo que él oyó fué: "Paráte en medio de la PORQUERIA y no dejés que entre ninguno de esos cerótes." Y segundo porque los Franciscanos son como los Escoceses de Escocia, no usan calzoncillos.

 

 

 
 
Capítulo6. Mejor pulseen abajito a la izquierda, donde dice Capítulo6. Y si no esta alli, no dezezpereiz hijoz mioz que aparezerá cuando menoz oz lo ezpereiz......
 
Aunque como teniamos buena voz y presentación, nos hicieron miembros del Coro de Los Niños Alcohólicos: